Casos Criminales Exitosos de Clientes

Nota: Todos los nombres en los relatos a continuación han sido cambiados para mantener la privacidad y confidencialidad de nuestros clientes.

Historias de Éxito de Clientes y Casos Representados por los abogados de Defensa Criminal de Boston, FitzGerald Law Company

Casos de Defensa Penal / Inmigración

No culpable de violación y libertad bajo fianza en la Corte de Inmigración

Un día en Marzo del 2016, la policía apareció en la casa de John cuando llegó del trabajo y lo arrestó.

Cuando estaba en la comisaría, le dijeron que estaba siendo acusado por violación con agravantes por un incidente que, presuntamente, había ocurrido tres meses antes. También le informaron que la persona que le acusaba era su exnovia y madre de sus hijos.

John estaba pagando la manutención de sus hijos y había presentado una demanda por la custodia de sus hijos… Leer la historia completa

Cargos de Secuestro y Violación Cancelados

Ali fue arrestado por secuestrar y violar a su esposa. Su esposa alegaba que ella había sido retenida en su casa por varios días en contra de su voluntad y que había sido violada repetidas veces por su esposo. Cuando Ali fue referido a nuestra oficina y el abogado FitzGerald revisó los reportes de la policía, se dió cuenta que la supuesta víctima alegaba que había sido encerrada dentro de un dormitorio en su casa de Natick, MA. Esto le pareció extraño al abogado FitzGerald, quien decidió revisar las normas de construcción de la ciudad de Natick y descubrió que estas solo permiten colocar seguros por dentro de las puertas de los dormitorios. A continuación el abogado FitzGerald indagó sobre la rutina diaria de la supuesta víctima para ver si podía obtener evidencia de que esta hubiera tenido algún contacto fuera de su apartamento durante los días que esta alegaba haber sido secuestrada. Esto reveló que ella tenía una membrecía a un gimnasio local el cual ella frecuentaba. El abogado FitzGerald procedió a pedirle a la corte que ordenara al gimnasio a producir los records de entrada y la evidencia demostró que la esposa de Alí había visitado el gimnasio durante los días que ella argumentaba haber sido secuestrada. Cuando esta evidencia fué presentada a la corte y el abogado FitzGerald cuestionó a la supuesta víctima, él pudo probar que esta estaba mintiendo y por lo tanto perdió toda credibilidad. Como resultado todos los cargos penales en contra de nuestro cliente fueron eliminados.

Cargos por Posesión de Arma Desestimados

Nuestro cliente John operaba un vehículo de un amigo en Boston, cuando lo detuvo un oficial de policía por cometer una infracción de tráfico al no parar el auto completamente en una señal de Pare. Mientras que el oficial de policía le pidió que le ensenara su licencia y registro del auto, el oficial hizo una inspección visual del auto y observó lo que pensó que era una escopeta serruchada bajo la silla delantera del pasajero.

Nuestro cliente fue removido del vehículo y el oficial recogió el arma ilegal debajo de la silla del pasajero. Nuestro cliente fue arrestado y acusado por posesión ilegal de arma, una felonía que lleva una sentencia mandatoria de 2 años.

Después de revisar el reporte de la policía que describía el arma y la localización donde esta había sido encontrada, el abogado FitzGerald determinó que siendo que el carro no estaba registrado en el nombre de nuestro cliente y que la escopeta estaba escondida en un área lejos de poder ser alcanzada por nuestro cliente desde la silla del conductor, los cargos deberían ser desestimados ya que el arma no estaba bajo su “custodia y control”. Por lo tanto el abogado presentó una moción para desestimar los cargos en la Corte Superior y luego de una audiencia en corte, la moción fue aprobada por el Juez y el caso fue cancelado.

Cargos de Tráfico de Droga Desechados

David tenía un record criminal de cuando era joven y estaba regularmente bajo investigaciones preliminares por las autoridades locales. Una noche en invierno, llegó con unos amigos a un restaurant en el cual unos oficiales de policía estaban comiendo. Nuestro cliente y sus amigos estacionaron su vehículo y entraron al restaurant donde fueron sentados. Los oficiales le hicieron preguntas sobre que hacían, para donde iban y que había en el vehículo. Nuestro cliente y sus amigos contestaron que tenían equipo de limpieza en el carro y que iban camino a su trabajo.

Los oficiales sospecharon que la respuesta no era genuina y llamaron a una unidad de perros anti narcóticos para que llegara al restaurant. Estaba nevando y los oficiales con esta excusa, abrieron la parte trasera de la camioneta sin permiso de nuestro cliente o sus amigos, para protegerse de la nieve junto con el perro. El perro anti narcóticos entro en el baúl de la camioneta y descubrió drogas escondidas dentro del equipo de limpieza.

Luego de este incidente, nuestro cliente fue arrestado y le fueron imputados cargos por tráfico de droga debido a la alta cantidad de droga encontrada en el auto. El abogado FitzGerald estimó que la conducta de la policía no era correcta ya que no tenía la autoridad legal para abrir el auto sin permiso de su dueño o de la corte a través de una orden escrita. El abogado presentó una Moción para Suprimir Evidencia con la Corte Superior. Después de una audiencia para presentar evidencia, el Juez aprobó la moción del abogado FitzGerald y ordenó que la droga que había sido confiscada del auto no podría ser utilizada en corte y por lo tanto los cargos contra nuestro cliente fueron desechados por la corte.

Asalto con Arma Peligrosa e Intento de Homicidio

Leo vivía en una casa multi-familia en East Boston y un vecino que vivía en la casa les había pedido prestado dinero a sus padres. Posteriormente, el vecino se mudó a otra casa sin pagar el dinero de vuelta. Cuando Leo se enteró donde vivía su viejo vecino, fue donde él a recolectar el dinero que éste debía a sus padres. Hubo un altercado y el vecino terminó apuñalado en el pecho. Leo fué arrestado y acusado de asalto y agresión con arma peligrosa e intento de homicidio.

Había dos versiones muy diferentes de los eventos. El vecino dijo a la policía que Leo había venido a su casa a pedirle drogas y cuando él le dijo que no tenía, Leo lo había apuñalado. Por su parte, Leo decía que cuando él fue a la casa del vecino a reclamar el dinero de sus padres, éste le dijo que iba a la cocina a traer el dinero y regresó con un cuchillo y se lanzó sobre él. Leo en su defensa, agarró la mano del vecino con el cuchillo y al empujarlo hacia atrás, éste había entrado en el pecho del vecino. Leo salió corriendo asustado del apartamento.

La familia de Leo vino a buscar ayuda del abogado FitzGerald para el caso de su hijo. El abogado FitzGerald preparó una orden judicial solicitando los records médicos del vecino. Cuando los obtuvo y los revisó y junto con el reporte de la policía y las declaraciones del vecino, el abogado FitzGerald identificó un número de inconsistencias en el caso del gobierno en contra de nuestro cliente. La forma de la herida en el pecho del vecino era consistente con haber sido hecha por una mano sosteniendo un cuchillo y habiendo sido volteada hacia atrás en defensa propia, en lugar de haber sido realizada si Leo, que es diestro, le hubiera apuñalado directamente en el pecho del vecino, como éste alegaba. Cuando el caso fue a juicio, el jurado escuchó los testimonios del vecino y de Leo, al igual que los argumentos del fiscal y del abogado FitzGerald, el cual  incluyó información sobre la forma de la herida, los records médicos y los records de las condenas previas penales por uso de droga del vecino. En su veredicto final, el jurado declaró como inocente a Leo.

Cargos de Violación Desechados

La familia de Jay buscó la ayuda del Abogado FitzGerald por que Jay estaba detenido en la carcel debido a una acusación de violación. Cuando la familia visitó al abogado FitzGerald, ellos no tenían en su poseción copia del reporte de la policía, asi que el abogado FitzGerald les pidió que lo solicitaran en la corte, para el revisarlo y decider si aceptaría respresentar a Jay en su caso legal. Cuando la familia de Jay regresó con el reporte de la policía, el abogado FitzGerald aceptó tomar el caso.

El reporte de la policía indicó que el incidente había ocurrido en un vehiculo mientras manejaban alrededor de la ciudad de Boston. El abogado FitzGerald pensó que esto era inusual, y decidió obtner una declaracíon del conductor del auto. Despues de entrevistar al conductor, el abogado FitzGerald descubrió que el incidente había sido grabado en un video. El abogado FitzGerald obtuvo copia del video y luego de entregárselo a un experto para que verificara que el video era un original y no había sido alterado, se lo entregó a la fiscalía, ya que este video demostraba que el acto había sucedido con el consentimiento de la supuesta víctima. Debido a que el crimen de violación requieres evidencia de que el acto fue sin consentimiento, los cargos de violación fueron retirados por el gobierno y desechados por la Corte Superior.

No culpable de Robo de Una Tienda

Julieta era una mujer que había tenido problemas con la policía cuando esta era joven y el abogado FitzGerald le había ayudado en el pasado con estos problemas. Julieta se había educado, se encontraba trabajando y llevaba una vida tranquila. Un día, cuando ella se encontraba en su hora de almuerzo, ella visitó a un centro comercial local, seleccionó algunos artículos para comprar y se dirigió a la registradora para pagar. Ella presentó todos los artículos que llevaba en su mano derecha, pagó y salió de la tienda. Una vez se encontraba en el área central del centro comercial, oficiales de seguridad la detuvieron por que no había pagado por un artículo que llevaba en su mano izquierda.

Cuando la policía llegó, Julieta les explicó que simplemente se le había olvidado presentar el artículo que todavía llevaba en su mano izquierda a la cajera y ofreció devolverse a pagarlo. En lugar de permitirle a Julieta pagar por este artículo, el oficial verificó su record criminal y al ver que ella había sido arrestada en su pasado, prosiguió a arrestarla y la acusó de robo. Una vez el abogado FitzGerald fué contratado para representarla en este caso, el abogado trató de explicarle al fiscal que esto era simplemente un error de Julieta y de la cajera por no registrar todos los artículos. Cuando el fiscal le ofreció a Julieta que aceptaría una confesión de culpabilidad con solo una sentencia de probatoria, nuestro abogado y Julieta decidieron mejor presentar su caso ante un jurado.

El abogado FitzGerald convenció al juez de que record criminal previo de Julieta no era relevante en este caso y por lo tanto no debería ser admitido como evidencia en este caso. Luego de escuchar testimonio de los oficiales de seguridad del centro comercial, la policía y Julieta, al igual que los argumentos del abogado FitzGerald que explicaba que el comportamiento de Julieta no era criminal sino simplemente accidental, el jurado declaró inocente a Julieta.

Cargos por Violación de una Orden de Restricción Considerados Incorrectos

Ted tenía una relación difícil con su ex-novia Jen, quien es la madre de su hijo. Un día, Jen fue a corte e hizo y puso una queja diciendo que tenía miedo de que Ted la fuera agredir físicamente y le hiciera daño, por lo tanto la corte expidió una orden de restricción en contra de Ted, sin embargo esta no fué debidamente entregada a Ted. Varios días después, Ted estaba manejando hacia la casa de Jen a recoger a su hijo como este le había indicado a ella a través de un mensaje de voz. Cuando Ted llegó a su casa, este fue arrestado y acusado de varias ofensas inclusive de violar la orden de restricción expedida contra él. El abogado FitzGerald presentó una moción para desestimar cargos en Corte Superior alegando que siendo que Ted no había recibido notificación formal de esta orden de restricción, él no podía ser responsable de haberla violado. Subsecuentemente, la legislatura del estado de Massachusetts, enmendó el estatuto sobre órdenes de restricción para clarificar que constituye legalmente la debida entrega de una orden de restricción. Este caso fue publicado en la publicación legal de Massachusetts.

Historia de éxito de un caso de defensa criminal con implicancia en inmigración y residencia Americana

Roberto fue arrestado y acusado de varios cargos, incluyendo asalto con arma peligrosa, traspaso y resistencia a ser arrestado; después de una pelea en las afueras de un bar.  Desafortunadamente, en el momento en que fue arrestado, Roberto no estaba bajo estatus legal de inmigración y por lo tanto fue puesto bajo custodia.  Su familia vino a nuestra oficina después de que el llevaba detenido varios meses y era claro que la única forma de que lo dejaran libre era ayudarle a que lo encontrarán no culpable de los cargos criminales en su contra e identificar un beneficio de inmigración para el cual el pudiera calificar.

El abogado FitzGerald revisó los reportes de la policía y se reunió con Roberto en la cárcel para conocer más sobre  el incidente.  Roberto no era un individuo alto y era más bien delgado.  A diferencia, la víctima fue identificada por Roberto y el reporte de la policía como un hombre grande y pesado.  Roberto argumentaba que más bien él era quien había sido la victima de asalto por el hombre que era mas grande que él y que él había escapado de la pelea y por esta razón lo habían encontrado corriendo de la policía y entrando a la propiedad de un tercero.

Preparamos a Roberto para testificar en el juicio y le informamos que si se casaba con su prometida que era ciudadana Americana y ella radicaba una solicitud de residencia por él como su esposo, podrían dejarlo en libertad si ganábamos el caso criminal.  Sin embargo, había un problema significante.  Las reglas de Massachusetts hacen virtualmente imposible para un detenido casarse debido a las precauciones de seguridad de la prisión.  Por lo tanto, determinamos que el único lugar para que este matrimonio sucediera  era en corte durante el juicio penal. Por sugerencia nuestra, la prometida de Roberto obtuvo una licencia de matrimonio y programó para que un juez de paz viniera a la corte el día del juicio.

El juicio penal comenzó y el testigo del gobierno, o la presunta victima, testificó primero.  La presunta victima hizo declaraciones durante el juicio que eran diferentes a aquellas que había hecho originalmente a la policía.  Cuando el abogado FitzGerald interrogó a la presunta victima, el dijo que nuestro cliente lo había tumbado con un puñetazo y que luego lo había pateado en la cara con su bota unas 20 a 30 veces.  El reporte de la policía sin embargo, no contenía descripción alguna de marcas o daño en la cara de la presunta victima.  Cuando el abogado FitzGerald le pidió que explicara como era posible que el no hubiera recibido ninguna marca de tan violente asalto, la victima no pudo hacerlo.  Al concluir el testimonio de la presunta victima, quedo claro que el testigo no era la victima que afirmaba ser.

Luego de terminado el testimonio de la presunta victima, la corte tomó un receso para almuerzo y durante este tiempo la ceremonia de matrimonio entre Roberto y su prometida se celebró.  Una vez la corte volvió a estar en sesión, Roberto era un hombre casado con una ciudadana de Estado Unidos y por lo tanto ahora era elegible para aplicar para la residencia Americana a través de su esposa.  Roberto testificó de acuerdo a su versión del incidente y después de la presentación de clausura del abogado FitzGerald, el jurado lo declaró inocente o no culpable.  Después de que le entregamos a la corte evidencia del matrimonio de Roberto con una ciudadana Americana, Roberto fue puesto en libertad y pudo volver junto a su familia.

Revocar o Anular una Condena Criminal e Inmigración

Nuestro cliente, “John” vino a los Estados Unidos para obtener una educación y mejorar la condición de vida para su familia.  John terminó sus estudios en enfermería y consiguió un buen trabajo donde disfrutaba ayudar a los demás.  Un día todo esto cambió.  John fue acusado de asalto sexual en corte penal.  Una persona con la que él trabajaba afirmó que el asalto había ocurrido en las escaleras de la clínica mientras estaban de turno.  John consiguió un abogado que le aconsejó aceptar una disposición bajo la ley de Massachusetts que se llama “continuance without a finding” (continuación sin descubrimiento), el cual requiere una “admisión a de suficientes hechos” para la conducta, que cumple con los elementos legales del crimen.  Aunque John no entendía por qué debía admitir la posibilidad de haber hecho algo que no había hecho, a su abogado le había asegurado que no tendría problemas si se mantenía fuera de líos por al menos un año.   Aunque John se mantuvo fuera de líos por más de un año, los problemas comenzaron casi de inmediato.  Como él no era ciudadano Americano, John quedó inelegible para permanecer en los Estados Unidos, ya que la disposición de “continuación sin descubrimiento” es considerada como una condena criminal por la ley de inmigración.  Adicionalmente, John tuvo que registrarse como un ofensor sexual ante el Estado y por lo tanto no se le permitía asistir a los eventos de escuela ni de deporte de sus hijos.

En este momento, John se dió cuenta que necesitaba ayuda con su estatus de inmigración y fué recomendado a nuestra oficina por un amigo.  Al revisar los registros de la corte y el reporte de la policía, fue claro para el abogado Desmond P. FitzGerald que John no había cometido la ofensa y que podría ayudarle a reabrir el caso (revocando la condena) y a defender el caso de nuevo para probar su inocencia.  Esto no sólo era necesario para permitirle permanecer en los Estados Unidos, pero también para mejorar su calidad de vida familiar.  Finalmente, nuestra firma logró anular la sentencia original, a que la corte desechara los cargos penales, y a obtener permiso del Departamento de Inmigración para permanecer en los Estados Unidos a través de una petición de estatus de residente permanente legal.  John ahora puede asistir a los eventos escolares y deportivos de sus hijos, sin miedo a ser deportado y separado de su familia

Moción para anular condena y reabrir caso criminal para evitar problemas de inmigración

En el año 2006 nuestro cliente “Manuel” fue sentenciado por conducir un vehículo con una licencia suspendida y renunció a su derecho a ser defendido por un abogado sin saber el impacto que esto tendría en su estatus de inmigración. En el año 2010 Manuel fue puesto en proceso de remoción/deportación ante la corte de inmigración, lo cual lo dejó inelegible para renovar su TPS (debido a que contaba con 2 condenas criminales).  El abogado analizó los documentos de Manuel referentes a estos dos cargos penales del 2006 y pudo percatarse de que en uno de los cargos Manuel había renunciado a su derecho a ser defendido, mas no existía prueba de que se le había explicado esto en su idioma (español), para asegurarse de que el entendiera sus derechos y las consecuencias que renunciar a ellos podría tener en su estatus de inmigración.

Después de trabajar junto con nuestro cliente para recordar los eventos y recolectar todas las pruebas referentes a esta condena, y de revisar la ley del estado de Massachusetts referente a la practica de “renuncia a ser defendido”, el abogado FitzGerald determinó que Manuel no había entendido a que estaba renunciando, ya que esto no había sido traducido a su idioma. El abogado FitzGerald radicó una moción de anulación solicitando que el caso se reabriera y la condena fuera anulada y el juez la aprobó La corte programó otra audiencia (5 años mas tarde) y el abogado FitzGerald consiguió que se de-criminalizaran los cargos, lo cual no impactaba negativamente el estatus de inmigración de nuestro cliente. Manuel hoy en día es elegible para solicitar de nuevo el estatus de TPS.

Defensa Penal y Proceso de Deportación con Aprobación de Ciudadanía

“Katerina”, una residente permanente legal de Estados Unidos, aplicó para la ciudadanía Americana.  Cuando se presentó a la entrevista de inmigración, ella le informó a inmigración que años atrás había sido condenada por asalto y agresión con arma peligrosa. Inmigración le negó la ciudadanía y le había notificado que sería puesta en proceso de remoción o deportación, cuando Katerina se acercó a nuestra oficina en busca de asistencia legal. Lo primero que hicimos fue radicar a tiempo una apelación con inmigración. Luego de evaluar el caso detenidamente, determinamos que habían errores legales técnicos en el proceso del caso, por lo tanto su condena criminal estaba en violación de su derecho constitucional a tener representación legal efectiva. Por lo tanto nuestra oficina radicó una moción para anular la condena y re-abrir el caso penal, la cual fue aceptada por la corte. Después de reabrir el caso, nuestro bufete litigó exitosamente el caso y la corte removió los cargos penales. Le informamos a inmigración que los cargos criminales habían sido removidos y Katerina fue entrevistada por inmigración por segunda vez para determinar si era posible cambiar la decisión negativa original. El procedimiento de deportación fue detenido y el servicio de inmigración le otorgó la ciudadanía Americana a Katerina.

Defesa Criminal y Proceso de Deportación con Restitución de Residencia

“Peter”  había sido residente permanente de Los Estados Unidos por varios años, cuando se acercó a nuestra oficina buscando ayuda legal. Peter había viajado fuera de los EEUU varias veces sin ningún tipo de problema, pero en su último viaje, fue parado a su entrada a territorio Estadounidense por un oficial de inmigración. El oficial revisó los documentos de Peter, y le informó que su residencia había sido terminada o cancelada debido a que tenía un cargo criminal en su pasado. Peter fue puesto en proceso de remoción y enfrentaba a la posibilidad de ser deportado y ser separado de su familia.

Después de revisar y analizar la situación y los documentos del caso penal de  Peter, los abogados de FitzGerald & Company determinaron que la condena estaba en violación del derecho que tiene un individuo por estatuto a la “advertencia para extranjeros”, el cual asegura que la persona entienda las consecuencias que una aceptación de culpabilidad conlleva, y por lo tanto nuestro cliente no había sido puesto en sobre aviso de dichas implicaciones. Rápidamente radicamos en la corte criminal  una moción para anular la condena y reabrir el caso penal, la cual fue aceptada por la corte y el caso fue reabierto. Los abogados de FitzGerald & Company representaron a Peter en el caso penal re-abierto y  lograron que los cargos criminales fueran retirados. A continuación, le informamos a la corte de inmigración la decisión favorable de la corte criminal y el juez de inmigración removió los cargos de deportación, permitiéndole a Peter recuperar su residencia permanente legal de los Estados Unidos.

StatisticsReview of Fitzgerald & Co
×